Ratón de Yacambú

Nombre científico: Aepeomys reigi

Autoridad taxonómica: Ochoa, Aguilera, Pacheco y Soriano, 2001

Notas taxonómicas:

Sinónimos:

Phylum: Chordata

Clase: Mammalia

Orden: Rodentia

Familia: Cricetidae

Género: Aepeomys

Categoría: Vulnerable Vulnerable

Criterio: B1ab(iii)

Nombres comunes:

ratón de Yacambú, Yacambu grass mouse, Reig's montane mouse

Descripción:

Ratón de tamaño mediano, con una longitud cabeza-cuerpo entre 104 y 125 mm. Su pelaje dorsal es pardo grisáceo, denso y suave, con las puntas de oliva a pardo amarillento; en la zona ventral el pelaje es más corto y pálido. La cola es un tanto más larga que la longitud cabeza-cuerpo (116-142 mm), su rostro es más o menos aguzado y tiene orejas cortas. Sus patas traseras son estrechas y alargadas (25-30 mm), adaptadas para la vida terrestre. Al igual que sus congéneres, A. reigi es de hábitos nocturnos y su alimentación es omnívora, con preferencia por el consumo de insectos (Ochoa-G. et al. 2001).

Distribución:

Especie hasta ahora considerada endémica de Venezuela, donde ha sido registrada en ecosistemas altoandinos de un sector más o menos confinado que abarca una parte de los estados Trujillo y Lara, en altitudes entre 1.600 y 3.230 m. Su localidad tipo se ubica en el Parque Nacional Yacambú, a 17 km de Sanare, en la zona denominada El Blanquito (9º 4' N; 69º 37' O; 1.600 m de altitud). Se ha registrado en localidades dominadas por bosques nublados o siempreverdes en condición primaria, así como en páramos. No se conoce en ambientes intervenidos, aunque es frecuente en ecotonos entre páramos y bosques (Ochoa-G. et al. 2001). La distribución potencial de Aepeomys reigi ajustada a este intervalo altitudinal (restringido a los estados Lara y Trujillo, aunque podría extenderse más al sur, en el estado Mérida), es de 3.165 km2, fragmentada en 48 unidades aisladas, donde la más extensa abarca 2.793 km2, seguida de otra de 271 km2 y las restantes con menos de 29 km2; esta superficie no considera el estado de conservación de los ecosistemas donde habita. En tal sentido, al tomar en cuenta la pérdida de su hábitat por el uso agropecuario en la región, se puede afirmar que su hábitat potencial actual y en consecuencia, su distribución prevista, muy probablemente se encuentra por debajo de los 2.000 km2.

Situación:

Está considerada como la forma más primitiva dentro del género Aepeomys, en virtud de su mayor número de cromosomas. Su descripción original se fundamentó en caracteres morfológicos y cariológicos, representando a un taxón muy poco conocido en un contexto ecológico y poblacional. Su distribución se restringe a una biorregión del país, donde parece ser un poco escasa (Ochoa-G. et al. 2001). Prospecciones realizadas con un esfuerzo de muestreo equivalente a 3.724 trampas-noche, colocadas en ambientes boscosos, permitieron la captura de 27 individuos que representaron 11% del total de pequeños mamíferos inventariados (Ochoa-G. et al. 2001). No se han realizado estudios posteriores a la descripción original; sin embargo, por su distribución muy limitada, que es una extensión de apenas 16.242,40 km2, y por las amenazas que enfrentan los ecosistemas de alta montaña donde habita, se califica con una alta prioridad de conservación. A nivel internacional se cataloga Vulnerable (IUCN 2014).

Amenazas:

La principal amenaza para A. reigi consiste en la eliminación o perturbación de sus hábitats por deforestaciones con fines urbanos o agropecuarios, incendios forestales y la extracción ilegal de madera, principalmente en los sectores excluidos de las áreas protegidas existentes dentro de su zona de distribución; por otra parte, sus restricciones geográficas y ecológicas, además de su abundancia relativamente baja, incrementan la vulnerabilidad de sus poblaciones.

Conservación:

No han sido aplicadas medidas específicas para la conservación de este roedor; sin embargo, las áreas protegidas oficialmente decretadas en los Andes venezolanos, las cuales incorporan una fracción importante de los ecosistemas de tierras altas existentes en esta biorregión, estarían contribuyendo de forma significativa con su conservación. Es necesario desarrollar proyectos de investigación acerca de su distribución y ecología, lo que permitirá evaluar con mayor precisión el estado de sus poblaciones.

Ilustrador: Michel Lecoeur / Especie similar: Aepeomys lugens (LC)

Autores:

José Ochoa-G. y Daniel Lew

Cita sugerida

Ochoa-G., J. y Lew, D., (2015) Ratón de Yacambú, Aepeomys reigi, En: J.P. Rodríguez, A. García-Rawlins y F. Rojas-Suárez (eds.) Libro Rojo de la Fauna Venezolana. Cuarta edición. Provita y Fundación Empresas Polar, Caracas, Venezuela., Recuperado de: www.especiesamenazadas.org/taxon/chordata/mammalia/rodentia/cricetidae/aepeomys/raton-de-yacambu Viernes, 19/08/2022